• Personas con discapacidad
    • Mujeres embarazadas o en periodo de lactancia

    Personas con enfermedades crónicas consideradas de riesgo por las autoridades de salud, tales como:

    • Obesidad mórbida
    • Diabetes mellitus
    • Hipertensión arterial
    • Enfermedad pulmonar obstructiva crónica
    • Asma
    • Enfermedades cerebrovasculares
    • Infección por VIH
    • Enfermedad renal crónica
    • Estados patológicos que requieren inmunosupresión
    • Cáncer en tratamiento